Cómo acabar con las típicas manchas de Navidad

Cómo acabar con las típicas manchas de Navidad

La Navidad es una época de comidas copiosas, cenas de empresa y salidas con amigos que muchas veces terminan con manchas en nuestra ropa que descubrimos al día siguiente.

Cuando nos manchemos en este tipo de situaciones lo primero que tenemos que hacer es actuar sobre la mancha cuanto antes porque así será mucho más sencillo que la eliminemos completamente. Aplicaremos agua fría o templada sobre ella para reducir los efectos sobre el tejido. Eso sí, al echar el agua es importante que no frotemos nunca la mancha, menos aún con una servilleta de tela, porque así lo que conseguiremos será extenderla y agravar aún más el problema. Mejor utilizaremos una toallita de papel

Tampoco debemos aplicar calor directo sobre la mancha porque lo que hará será fijarla aún más al tejido y es esencial que antes de actuar siempre miremos la etiqueta de las prendas para obtener más información. 

Entre las manchas más comunes que podemos tener estas Navidades están:

  • Manchas de grasa o aceite: intentaremos limpiar la mancha con agua templada nada más hacerla. Después sumergiremos la prenda en agua con detergente Lagarto al jabón y frotaremos suavemente con un cepillo haciendo movimientos circulares sobre la mancha.
  • Manchas de cerveza: en primer lugar lavaremos la zona con agua y detergente Lagarto gel. Aclaramos, secamos y aplicamos en la mancha con un algodón una solución de agua con alcohol a partes iguales. Después enjuagaremos con agua y dejaremos secar.
  • Manchas de vino: las manchas de vino son sin duda de las más difíciles de eliminar, para hacerlo tenemos que enjuagar rápidamente, nada más mancharnos, con agua tibia. La limpieza de la mancha depende del tipo de vino. Si se trata de vino tinto echaremos sal sobre la mancha y después la lavaremos con agua y jabón. En caso de que se trate de una camisa de color probaremos a frotar la mancha con agua fría mezclada con amoníaco. Si es vino blanco en cambio la lavaremos con agua templada y jabón y si aún así la mancha permanece lo haremos con un poco de limón.
  • Manchas de café: a las manchas de café les funciona bien el agua caliente, tanto que en ocasiones simplemente echando agua caliente sobre la mancha ésta desaparece. Si te has manchado hace un rato deja la prenda en remojo con un poco de jabón o bien con bicarbonato. Luego aclara y lava la prenda en la lavadora.
  • Manchas de licor: absorbe la mancha con una servilleta o una esponja y echa en la zona agua fría o tibia. Si la mancha no es reciente aplicaremos un paño con agua y alcohol a partes iguales. Si aún así no desaparece probaremos con jabón de Lagarto y quitamanchas.