Consejos para que la ropa dure más tiempo

Consejos para que la ropa dure más tiempo

Es muy doloroso ver que los pantalones vaqueros que mejor nos sientan y nos ponemos para ir un poco más arreglados empiezan a estropearse y tenemos que empezar a pensar en sustituirlos. Es cierto que la ropa tiene una vida útil y luego no queda otra que dejarla ir, pero con nuestros consejos podéis conseguir extender su vida útil un poco más. Te enseñamos algunos trucos para conseguirlo: 

  • Lee las etiquetas de la ropa: siempre se dice, pero en realidad nadie lo hace, y de hecho mucha gente las arranca nada más comprarlas porque son enormes y molestan a la piel. Pero la realidad por mucho que nos duela es que las etiquetas de la ropa resultan muy útiles cuando queremos saber cómo lavar una u otra prenda puesto que algunas veces pueden darnos la clave para saber cómo tratar a nuestras prendas.
  • Pon especial atención al primer lavado: el primer lavado de una prenda es crucial, a partir de ahí sabremos cómo actúa esa prenda al lavado, si encoje, si se quita el estampado, cómo lavar prendas con añadidos especiales como gomas o cuerdas…
  • Separa la ropa: no, la mayoría de la gente no lo hace aunque digan lo contrario porque es bastante tedioso y te obliga a esperar para poner una lavadora puesto que necesitas bastante ropa. Pero está claro que si lavas tus prendas más delicadas junto a blusas con cremallera, velcro, etc lo más normal es que se estropeen.
  • Utiliza una bolsa para las prendas más delicadas: la ropa interior, la ropa de bebé, etc es recomendable lavarla en una bolsa aparte al ser más delicada puesto que con la bolsa disminuye la fricción entre loa ropa, evitando la aparición de bolitas y la deformación de los tejidos.
  • Quita las manchas antes: algunas manchas especialmente difíciles pueden requerir un tratamiento adicional antes del lavado como quitamanchas Lagarto o bicarbonato con vinagre. Dejaremos la prenda en remojo en esa solución antes de meterla en la lavadora para que las prendas sufran menos.
  • Lava la ropa en frío: lavando la ropa en agua fría las fibras de las prendas se desgastarán menos, aumentando su vida útil y preservando el color original. Además, ahorrarás dinero al consumir menos energía.
  • No sobrecargues la lavadora: la lavadora tiene un límite de peso que debemos respetar y por lo general es de 8, 10 o 12 kilos. Sobrecargar la lavadora no ahorra agua ni energía, lo que sí hace es estropear los componentes y acortar la vida útil de la lavadora. Además, probablemente el lavado sea deficiente por la falta de espacio para que las prendas puedan moverse.
  • No utilices secadora: la mejor forma de secar tus prendas es al sol. Las secadoras son malas para la ropa, reduciendo su tamaño, dañando y decolorando sus fibras.
  • Mantén la ropa en buenas condiciones: arreglar las costuras sueltas y los botones flojos, tener las prendas siempre en su mejor estado evitarán que por ejemplo los botones se pierdan en la lavadora y además las prendas lucirán su mejor aspecto.
  • Guarda la ropa bien: las camisas en percha, los pantalones bien doblados…guardando la ropa de invierno en bolsas de plástico…si almacenamos bien la ropa se conservará bien mucho más tiempo, evitando polillas, moho, manchas y polvo.